Las llantas de un automóvil, sea éste del año o modelo que sea, son sin lugar a duda, una de las partes que más hacen lucirlo, especialmente si están limpias y radiantes.

 

Pero, quizá te has dado cuenta de que, obtener unas llantas limpias y brillantes no es tarea fácil, y más cuando has pasado muchos minutos tallando arduamente la cara de tus neumáticos, logrando pobres resultados. 

 

Lo anterior se debe en la mayoría de las ocasiones, al desgaste natural del caucho, causado por el sol, la temperatura, suciedad y elementos contaminantes que se adhieren a la superficie de las llantas, haciendo que sea casi imposible recobrar su color de origen, con tan solo lavarlas con agua y jabón.


Pero no te preocupes, existen un gran número de alternativas, de las que puedes echar mano, sin necesidad de recurrir a los tradicionales limpiadores de llantas, ni de un gasto extra.

 

A continuación, te decimos cómo hacerlo. Solo tienes que buscar algunos artículos que seguramente tendrás en casa:

 

-Bicarbonato y jabón neutro.- Basta con hacer una mezcla entre estos dos elementos en una taza de agua, tallar con ésta la cara del neumático y enjuagar.

 

-Limpiahornos.- La espuma limpia hornos es ideal, tanto para aplicarla sobre el neumático, como para limpiar el exceso fácilmente.

 

-Vinagre de vino blanco.- Sí, búscalo en tu alacena, seguro lo tienes. Además de aderezar tus ensaladas, sus efectos ácidos desprenderán la mugre y cochambre de tus llantas de manera increíble.

 

-Betún para zapatos.- Obviamente, emplea la crema para calzado de color negro. Repite este consejo cada vez que laves tu auto, al menos unas 3 o 4 ocasiones, hasta notar que el betún se ha adherido perfectamente a la textura de la llanta.

 

-Coca Cola.- No es comercial, pero es necesario que sea exclusivamente esta marca de refresco. Pregúntale a cualquier taxista o conductor de transporte público. Te la recomendarán ampliamente para la limpieza de llantas.

 

¡No te quedes con la duda y aplica ya estos consejos! Te sorprenderá lo fácil que resulta tener tus llantas de auto impecables.